Blog Dúchate

Mamparas de ducha adaptadas para baños más accesibles

Pensando en las personas mayores y en ese amplio colectivo de personas que se encuentran con dificultades a la hora de acceder al baño, contamos con modelos de mamparas de ducha adaptadas para facilitar su autonomía e independencia.

A la hora de instalar una ducha adaptada a personas con dificultades de movilidad será preferible que se encuentre a ras del suelo, sin que tenga escalones para su acceso.

Mamparas de ducha adaptadas

En línea con esta recomendación, se recomienda sustituir el plato de ducha por una pequeña inclinación en el pavimento hacia los desagües, inferior al 2%, con orificios de desagüe inferiores a dos centímetros. El suelo deberá ser antideslizante.

Se recomienda instalar, dentro de la ducha, un asiento a una altura de 43 a 45 centímetros, y con espacio suficiente para transferir a la persona desde una silla de ruedas.

Los mandos de la ducha deben ser accesibles desde el asiento. Las dimensiones que debe tener la ducha serán de un espacio mínimo de 135 x 135 centímetros o , cuando se necesite ayuda de un cuidador, se aumentarán a 235 x 235 centímetros. Instalaremos una barra horizontal a 75 centímetros de altura, para facilitar las incorporaciones.

Características de las mamparas de ayuda para baños adaptados
Les recomendamos instalar mamparas de ducha adaptadas, que gracias a la movilidad de las puertas, favorecen su funcionalidad, versatilidad y ergonomía, facilitando el acceso de las personas con movilidad reducida y de sus cuidadores.

mamparas de baño

Nuestras mamparas de ducha han sido diseñadas especialmente para personas con necesidades especiales, permiten un acceso cómodo para el cuidador, desde el exterior, al tiempo que permiten el acceso en silla de ruedas al lugar del baño.

Diseñadas de manera que no se acumule el agua, y para evitar salpicaduras y resbalones. Disponemos de distintas medidas para adaptarnos a cualquier espacio de ducha, con perfilería de aluminio. Utilizamos cristal templado de 6 milímetros de grosor.

Los beneficiados por la utilización de mamparas de ayuda no son solo aquellas personas que sufran una discapacidad o enfermedad degenerativa, al poder realizar su aseo de forma autónoma. También sus cuidadores verán mejoradas las tareas de limpieza e higiene diarias, se evitaran lesiones accidentales y esfuerzos innecesarios.

Elige la mampara que mejor se adapte a tus necesidades y disfruta sin obstáculo de cada baño.