Blog Dúchate

Las sales de baño

Las sales de baño son uno de esos caprichos fáciles y asequibles que nos ayudarán a disfrutar del baño de una forma mucho más relajada y en armonía.

Gracias a sus minerales son una solución perfecta para el cuidado de la piel, favoreciendo además, la desintoxicación del organismo, además de ayudarnos a reducir el estrés físico y mental. Su origen se remonta incluso a la poesía griega de Homero, que hacía referencia a las sales contando que Ulises las usaba para recuperar su fuerza. Aún así, su uso tiene su máximo apogeo en el siglo XVIII poniéndose de moda en los baños termales de Inglaterra, extendiéndose la práctica poco a poco a toda Europa, constituyéndose así los primeros centros de talasoterapia. Actualmente existen lugares especializados en este tipo de terapia relajante. BANO-RELAJANTES-SALES-DE-BANO8 Es muy sencillo usar las sales de baño: basta con echar un pequeño puñado en la bañera y esperar a que se vayan disolviendo. Además ahora podemos incluso usar pastillas efervescentes que actúan de las misma forma. Premiarse al final del día con un baño con sales resulta una experiencia muy relajante y tonificante, además si lo tomamos antes de acostarnos, nos ayudará a conciliar el sueño.  Solo hay que seguir unos pequeños pasos y podremos disfrutar un baño son sales casi como si estuviésemos en un spa privado:

–          Llenar la bañera con abundante agua caliente (sin que llegue a quemarnos)

–          Disolver en ella las sales de baño

–          Añadir agua fría o templada si vemos que está demasiado caliente

–          Relajarnos y disfrutar del baño sin preocupaciones al menos 20 minutos.

–          Ducharnos

–          Al salir de la ducha descansar y desconectar durante otros 20 minutos.

80619136

 

Una forma perfecta de acabar el día y que además tiene un precio muy asequible para cualquiera. Lo único imprescindible es disponer de una bañera.