Blog Dúchate

Tipos de platos de ducha

Desde hace algún tiempo hemos visto cómo los platos de ducha han ido ganando terreno a las bañeras en los cuartos de baño.

Y es que las últimas tendencias en decoración se adaptan también a los nuevos modelos de hogar, casas y pisos más pequeños con espacios más reducidos y que van hacía lo práctico.

Existen distintos platos de ducha en el mercado para elegir según nuestras preferencias: material, colores, etc.

Platos de ducha de cerámica: Su ventaja principal es que son resistentes al rayado y a los disolventes además de ser de los más económicos. Por el contrario su desventaja es que son algo fríos y menos especiales en cuanto a decoración.

ceramica

Acrílicos: Sus mayores ventajas son que son muy ligeros y antideslizantes, en cambio son algo más caros que los de cerámica y se rayan con más facilidad.

acrilico

De resina: Están fabricados con mezcla de resinas con mármol. Son perfectos para instalar a la misma altura que el suelo. Además tienen algunas ventajas a destacar como su gran resistencia, además de ser antideslizantes y de gran modernidad. Su principal pega es el precio, ya que un plato de ducha de estas características supone un presupuesto mayor.

resina

Con baldosas de cerámica (Gresite): Son muy decorativos y podemos elegir entre un gran abanico de colores. Se pueden hacer a medida y en un acabado a ras de suelo. Uno de sus inconvenientes es que las juntas pueden oscurecerse con el tiempo.

gresite

Con piedras de río: Pueden realizarse a medida y además de ser antideslizantes, no se rayan. Al igual que ocurre con los platos de ducha de gresite el principal inconveniente es el ennegrecimiento de las juntas

Platospacio con piedra de rio