Blog Dúchate

Estudio proyectos reforma de baños Madrid

¡Decora tu baño con vinilos!

¿Has pensado en redecorar tu cuarto de baño y no sabes cómo hacerlo? ¿Ves qué tus paredes y espejos dentro del baño son aburridos? No os preocupéis, hoy en nuestro blog os damos una idea fácil y económica para darle vida y color a vuestro cuarto de baño, los vinilos. Los vinilos son unos adhesivos fácilmente plegables a cualquier tipo de superficie lisa, como son las paredes, las ventanas o los espejos. También son ideales para muebles o incluso la mampara de la ducha.

decora tu baño con vinilos

Lo más normal es verlos en otras salas de las casas como las habitaciones o el salón, pero son una muy buena idea cuando queremos darle un toque de distintivo a nuestro baño. Aunque no lo creáis, los vinilos vienen muy bien en el cuarto de baño, ya que son muy resistentes a la humedad y a cambios bruscos de temperatura.

¿Dónde coloco el vinilo?

Rincones como la ducha, el inodoro o cualquier espejo del cuarto de baño, son ideales para poner un vinilo que redecore tu baño. Por esta y muchas razones los vinilos son perfectos para animar cualquier rincón de la casa y por supuesto que tu baño también. Lo único a tener en cuenta a la hora de colocar el vinilo es que la superficie sea lisa y que esté seca en el momento de colocarlo.

Además de ser una solución fácil y original, también ofrece una amplia variedad de diseños para todos los gustos y colores. Solo se necesita una cinta adhesiva y una espátula de plástico paras ejercer presión y conseguir una aplicación óptima del vinilo. Antes de colocarlo hay que cerciorarse de que la pared sea lisa y no tenga rugosidades.

decora tu baño con vinilos

Primero tienes que sujetar el vinilo contra la pared poniendo la cinta adhesiva en la parte superior del mismo. Cuando ya esté sujeto, despega la hoja protectora desde arriba hacia debajo con delicadeza para que el vinilo no se despegue de la otra hoja y mientras presiona con la espátula el vinilo desde arriba mientras se va despegando.

Llegados a este punto el vinilo ya estará pegado, pero todavía con la segunda hoja protectora delante. Para finalizar, presiona con la espátula de arriba hacia abajo una vez más para así quitar las burbujas que puedan quedar, y, por último, despégala con cuidado.