Blog Dúchate

Descubre cómo instalar radiadores toalleros en tu baño

 

Seguro que si te has alojado en alguna ocasión en hoteles de más de 3 estrellas has descubierto unos radiadores con forma de toallero que calientan la toalla, los pantalones, la camisa o el vestido que vayas a ponerte con sólo dejarlos ahí mientras te duchas. Este fantástico invento contribuye en gran medida a crear un microclima calentito y confortable mientras te estás duchando.

En invierno, como puedes imaginar, disponer de un radiador toallero se convierte en una alternativa que pasa de ser un lujo al alcance de unos pocos, a un accesorio que resulta esencial para no tener que pasar frío antes y después de la ducha.

 

¿Cómo instalar un radiador toallero?

Para instalar un radiador toallero en vuestro baño disponéis de dos alternativas. Bien llamar por teléfono al típico familiar manitas que siempre es capaz de hacer cualquier cosa que le pidas, bien confiar en los profesionales de Dúchate para que lo instalen sin ningún problema.

Si tienes suerte no tendrás que hacer obras ni reformas para cambiar tu calefacción por un radiador toallero. Si no la tienes, y no dispones de calefacción en tu baño o debemos modificar las tomas de conexión de las tuberías, el procedimiento suficientemente complejo como para verse obligado a confiar en los servicios de un equipo profesional.

No te preocupes, los pasos para instalarlo correctamente están descritos en el manual que viene incluido junto con el radiador toallero, y los accesorios que puedas necesitar para el montaje también van incluidos con su compra.

 

Ventajas de instalar un radiador toallero en tu baño

 

Contar con un radiador toallero en tu cuarto de baño no sólo mejorará drásticamente su apariencia estética, sino que contribuirá a ofrecer una mejor imagen de cara a cualquiera que entre al aseo. Si invitas a algún amigo o familiar y al acceder a tu cuarto de baño se da cuenta de que dispones de un radiador toallero, quedará tan gratamente sorprendido que empezará a pensar en adquirir él uno también.

Por otro lado, seguro que en invierno odias esa sensación de frío que te recorre todo el cuerpo cuando empiezas a quitarte la ropa para entrar a la ducha. Y es aún peor nada más salir de ella, sales de tu tan calentita ducha pensando en que lo peor ha pasado y te encuentras con el mismo frío que sentías antes, pero multiplicado por diez debido a que estás mojado.

Si quieres instalar un radiador toallero en tu cuarto de baño, contacta con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites saber para que tú también puedas disfrutar de las ventajas que ofrece.

 

Leave a Reply

*