Blog Dúchate

Cambia los azulejos del baño

Di adiós a los baños aburridos y clásicos. Los azulejos son uno de los elementos que más pueden hacer para cambiar de forma radical la apariencia de éste, logrando que se vea más moderno, más alegre o con un estilo decorativo concreto.

Si quieres cambiar la apariencia de tu baño sustituyendo tus actuales azulejos por otros distintos, lo primero que has de saber son qué opciones tienes. Para ello tienes que conocer los tres factores a considerar a la hora de elegir tus nuevos azulejos: material, tamaño y color.

 

Material

 

Hay muchos materiales entre los que elegir, y dependiendo de por cual te decidas la limpieza te puede resultar más o menos sencilla, por tanto, toma este aspecto en consideración. Los materiales más comunes son cerámica, porcelana y piedra, siendo el primero el más común.

Las razones de la popularidad de los azulejos de cerámica son su precio y su facilidad de limpieza, aunque también influye que son fáciles de cortar.

Los de porcelana son muy resistentes a la humedad, por lo que si vives en la costa o en un lugar con niveles altos de humedad es una opción a considerar. Eso sí, son algo más caros.

A nivel estético, las baldosas de piedra son probablemente la alternativa que más va a llamar la atención, pero no hay que dejar de lado sus inconvenientes. No resisten tan bien la humedad y su coste es más elevado.

 

Tamaño

 

A la hora de elegir el tamaño de los azulejos en lo que hay que fijarse principalmente es en el tamaño del baño en sí. Los azulejos grandes deben utilizarse sólo en baños grandes y para baños reducidos, un azulejo pequeño da una sensación de mayor amplitud.

 

Color

 

En lo que se refiere al color, tu elección tiene que basarse en las sensaciones que quieres que proyecte. Si el baño es pequeño, los colores oscuros lo harán más opresivo, de lo que se deduce que si buscas dar una mayor sensación de amplitud has de inclinarte por colores claros.

También puedes valorar combinar azulejos más sobrios con otros más alegres que se ubiquen en una zona concreta del baño. En este sentido conviene recordar que hay muchas formas de dar alegría a un baño, y no necesariamente pasan siempre por los azulejos muy coloridos. Puedes ser conservador con el color de los azulejos y aun así tener un baño de colores vistosos gracias a los muebles y el textil.

 

Leave a Reply

*