Blog Dúchate

¿Por qué cambiar tu bañera por un plato de ducha?

Si crees que un baño no es un baño sin bañera, piénsalo de nuevo. En el diseño de baño moderno de hoy en día, los platos de ducha son una elección lógica. Hay varias razones por las que deshacerse de la bañera para darse una ducha no solo es una opción aceptable, sino también preferible. Hoy, os damos algunas razones por las que este cambio será beneficioso para vuestro baño.

 

Tienes un baño pequeño

 

Las duchas ocupan menos espacio que las bañeras y, por lo tanto, son opciones inteligentes en baños pequeños donde el espacio es escaso. Al optar por una ducha en lugar de una bañera ganas espacio sin sacrificar el valor de un baño completo. Ya sea que estés reinventando un baño existente en su hogar o buscando formas de maximizar el espacio en un baño nuevo, elegir un plato de ducha significa sacar el máximo provecho de un baño pequeño.

 

Quieres más eficiencia

 

En términos generales, las duchas ahorran agua y energía en comparación con las bañeras. Llenar una bañera requiere una gran cantidad de agua en comparación con una ducha corta con un cabezal de ducha eficiente. Ahorrar agua no solo es bueno para el medioambiente, sino que también es bueno para tu bolsillo, ya que reduce el coste de las facturas a final de mes.

 

Deseas una mayor accesibilidad

 

Las personas con discapacidad o problemas de movimiento a menudo tienen dificultades para entrar y salir de la bañera. Del mismo modo, las personas de edad avanzada suelen necesitar un plato de ducha a ras de suelo a medida que envejecen. Haz que tu casa sea más accesible para ellos poniendo un plato de ducha mucho más accesible.

 

Te importa la seguridad

 

La triste realidad es que subirse a una bañera aumenta el riesgo de sufrir un accidente en el baño. Las duchas, por otro lado, pueden incluir todo tipo de características de seguridad, desde asientos hasta barras de apoyo. Si la seguridad es una preocupación para ti ahora o en el futuro, una ducha es la elección adecuada.

 

Deseas una opción que sea más fácil de limpiar

 

Cualquiera que tenga que limpiar una bañera con regularidad conoce la frustración de fregarla.  Con una ducha, la limpieza se convierte en algo tan sencillo que en tan sólo 10 minutos brillará como nueva.

 

Parte de saber si preferirías una ducha o una bañera se trata de considerar tu estilo de vida y tus preferencias. La otra parte es reconocer todos los beneficios disponibles de una ducha en tu hogar. Ya sea que estés buscando ahorrar espacio, aumentar la accesibilidad o ahorrar agua,  una ducha puede ser una excelente opción.

Leave a Reply

*