Blog Dúchate

¿Qué debería saber antes de cambiar mi bañera por una ducha?

 

Por mucho que nos encante tomar un baño relajante de vez en cuando, hay ocasiones en las  que una ducha tiene más sentido para un hogar. Hoy en día las duchas son modernas, prácticas y eficientes en el uso del espacio.

Cualquiera que sea el motivo por el que hayas decidido cambiar tu bañera por una ducha, cuando estés listo para empezar la reforma, no deberías olvidar plantearte algunas cuestiones antes de comenzar para tenerlo todo más claro de antemano (y no arrepentirte después).

 

Dónde irá la nueva ducha

 

Si estás planeando una conversión simple, tu nueva ducha irá directamente donde estaba la bañera (a diferencia de una remodelación completa del baño donde puedes optar por trasladarla). En caso contrario, lo principal es que decidas dónde te gustaría que estuviera. De cualquier manera, la instalación del agua ya está hecha, lo que significa que los trabajos de plomería serán más fáciles.

 

¿Qué tipo de ducha instalarás?

 

¿Quieres ir con una ducha con o sin puerta? ¿La quieres a ras de suelo o con un plato de ducha en la parte inferior? En este último caso, el plato de ducha un bordillo o labio desde el suelo, manteniendo el agua adentro y requiriendo que te metas dentro para ducharte.

Hay platos de ducha en varios tamaños, pero también puedes decantarte por una ducha de baldosas hecha a medida. Explora las posibilidades para decidir qué te atrae más en función del espacio disponible y tu presupuesto.

 

Qué hacer con el espacio que obtendrás

 

Si tu nueva ducha fuera más pequeña que tu bañera anterior, tendrá algunos metros cuadrados adicionales para jugar con el espacio. Piensa en lo que harás con esta área, seguro que algo más de espacio te viene de perlas tengas la idea que tengas.

 

Qué accesorios elegirás

 

Hay muchas maneras de personalizar y agregar valor a una ducha, y uno de ellos es la elección de los accesorios que la acompañarán. Grifos, cabezal de ducha, una barra para colgar las toallas o un pequeño estante en el que colocar los productos de higiene y aseo son sólo algunas ideas.

Pero si deseas ir un paso por delante, en la actualidad están apareciendo en el mercado accesorios tecnológicos muy interesantes, capaces de convertir tu experiencia y la de tus invitados en toda una aventura de comodidad.

 

Así que antes de comenzar con el cambio de bañera por ducha, asegúrate de investigar todas estas opciones. Cuanto más clara sea la visión que tienes del resultado que deseas más fácil será responder preguntas, hacer compras y avanzar en el proceso de reforma.

 

Leave a Reply