Blog Dúchate

Cómo limpiar una mampara de baño

Como ya es conocido por todos, tener una mampara de baño te aporta no sólo modernidad y diseño sino también más higiene, limpieza y luminosidad en tu cuarto de baño.

Aunque las mamparas pueden llevar un tratamiento específico antical y antigotas desde fábrica, para que tu mampara se conserve siempre en las mejores condiciones, es bueno llevar un mantenimiento adecuada de la misma.

Hay que tener especial precaución con la humedad, teniendo el baño bien ventilado y enjuagando ligeramente la mampara con agua después de cada ducha.

La limpieza debe de realizarse cada 15 días, y hay varias soluciones caseras muy eficaces para cada tipo de mampara:

–          Las mamparas de cristal (transparente o serigrafiado con algún motivo que nos agrade: símbolos, dibujos, rayas): puedes limpiarla con ayuda de una esponja empapada de vinagre blanco.

–          Las mamparas  de material acrílico (liso, con gotitas de lluvia…): Puedes hacer un preparado de amoniaco, alcohol y agua en partes iguales y frotar con ayuda de un cepillo. Seguidamente, enjuagar y pasar un trapo seco, para que quede impoluto.

En los lugares donde el agua es muy dura, con mucha cal, puedes mojar toda la superficie con una mezcla de agua y vinagre, dejar actuar, enjuagar con agua y secar con un trapo limpio.

Son sencillos trucos caseros fáciles y ecológicos! Porque el medio ambiente agradece estos pequeños gestos de ahorro de productos químicos.

limpieza-ecologica

Limpieza ecológica | Vía Ecomanía