Blog Dúchate

¿Por qué pedir factura cuando reformas tu cuarto de baño?

Cuando vamos a hacer la reforma de nuestro cuarto de baño, debemos pedir factura a la empresa o a los autónomos que nos la van a realizar.

En los últimos años, ha sido muy frecuente que fontaneros y empresas de reformas intentaran evadir impuestos no generando facturas y, por lo tanto, quedándose con la cuantía completa de tu presupuesto a invertir (esto es: IVA, IRPF y otras retenciones que se convierten en ganancias para ellos).

Una mala práctica que atañe al contratante (a nosotros como compradores de un producto) es que solemos evitar pedir facturas o tickets para no parecer unos pesados.

¿Por qué, entonces, debemos pedir factura siempre y, en este caso, cuando hacemos la reforma de nuestro cuarto de baño?

Es dinero público

Debemos tener en cuenta que cuando una empresa o autónomo emite una factura, la venta queda registrada para, después, ser presentada a Hacienda y entonces, todo lo que se cobre en concepto de IVA es entregado a la administración pública para contribuir al gasto público. Si no se emite factura, esto no sucede.

Puede parecernos más o menos injusto este sistema, pero debemos respetarlo, pues de esos impuestos surgen servicios muy útiles para el ciudadano, como es el caso de la Sanidad o la Educación Públicas, la construcción de infraestructuras, etc.

De no pedirla, solo beneficia a la empresa

Cuando no pedimos factura o la empresa es reticente a facilitárnosla, en realidad, nosotros estamos pagando lo mismo. La única diferencia es que la empresa, al no declarar la venta a la administración pública, se queda con el IVA (que realmente debería ir a parar a las arcas del Estado) y se libra de las posteriores retenciones, haciendo que la reforma del baño, de alguna manera, se esté realizando de manera ilegal.

Es garantía de tranquilidad

Al realizar nuestra reforma del baño con una factura y siempre bajo el reglamento, nos va a permitir respirar más tranquilos. Esto no quiere decir que tener una factura nos haga invulnerables, pero siempre tendrás un comprobante de que pagaste por ese servicio por si, en el futuro, fueran necesarias según qué reclamaciones.

Es muy útil si nos piden dinero por adelantado

Las empresas que ofrecen este tipo de servicios suelen pedir parte del coste de la obra al principio de la misma (o antes de que esta dé comienzo). Es muy importante que pidamos factura también de este adelanto, pues nos estaremos evitando que, en el futuro, la empresa o el autónomo deje la obra a medias y, al menos, podamos reclamar parte del trabajo que ya hemos pagado.

Otras recomendaciones al pedir la factura

Cuando pidamos factura por nuestra reforma del cuarto de baño, debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Comprobaremos siempre que en la factura se incluye el NIF y el número de identificación fiscal, para evitar posibles falsos IVAs.
  • Nos aseguraremos de que la cuantía de la factura final coincide con la aprobada en el presupuesto, y en ella debe constar la identificación del cliente y de la empresa, el trabajo que se ha realizado, el precio desglosado de materiales de obra, mano de obra y salida, y los impuestos que se van para el Estado.
  • Deberíamos exigir garantías en dicha factura, y no solo el precio que vamos a pagar, con la identificación del cliente y la empresa, etc. Esto nos permitirá hacer reclamaciones, en un futuro, ante posibles averías o roturas que se produjeran a causa de una mala instalación.
  • La factura debe llevar no solo IVA, debe ir sellada, fechada y firmada por las dos partes.

Leave a Reply

*