Blog Dúchate

¿Cómo hacer que tu baño (casi) siempre huela bien?

 

Aunque hay momentos inevitables en los que tu baño puede no oler precisamente a rosas durante un rato, en general mantener el baño con buen olor no es especialmente difícil. Siguiendo nuestros consejos conseguirás convertir tu baño en un espacio más agradable,  limpio y atractivo.

 

Ventílalo a menudo

 

Un baño que se mantiene húmedo durante varios días puede desarrollar un olor a humedad y a moho. Después de una ducha o baño, deja la venta a abierta o el ventilador encendido hasta que el vapor se disipe y las paredes y el suelo estén secos. Si tu baño no tiene ventilador ni  ventana, usa un pequeño ventilador eléctrico para eliminar la humedad. Un deshumidificador es otra opción si tu baño es especialmente húmedo. Cuelga las toallas para secarlas y lávalos al menos una vez por semana.

 

No dejes de lado la limpieza

 

Los baños se ensucian y apestan, especialmente si los niños pequeños los usan. Friega el suelo al menos semanalmente, prestando especial atención al área alrededor del inodoro. Mantén el área del fregadero libre de agua estancada, gotas de pasta de dientes, productos derramados y pelo. También es recomendable que coloques una pequeñita papelera si tu inodoro se atasca a menudo.

 

Cómo absorber los olores

 

Cuando se trata del baño, evitar que surjan olores es imposible. La clave es mantener la habitación fresca con olores naturales absorbentes. Llena un vaso de vidrio o un cuenco con vinagre blanco o bicarbonato de sodio, luego colócalo en el mostrador del baño. Ambos productos domésticos ayudan a absorber los olores del aire, dejando la habitación fresca y agradable.

 

Y por último, añade un olor agradable

 

No recomendamos en estos casos los aerosoles, ya que no hacen más que enmascarar olores y pueden causar problemas respiratorios a personas propensas a ellos. Al contrario, coloca una canasta de popurrí en la esquina de la habitación. Olvídate de hacer mezclas de pino, pétalos de rosa, especias y cáscaras de cítricos. Simplemente añade una vela de soya perfumada o un difusor de caña, que tienen un jarrón de vidrio lleno de aceites esenciales fragantes. ¡Y listo!

 

Leave a Reply