Blog Dúchate

Cómo hacer jabón

La lejía es el único ingrediente en el jabón casero que se considera esencial. Eso sí, la lejía es cáustica, por lo que deberás tener mucho cuidado al usarla, usa siempre  protección para los ojos, guantes y una máscara.

Cuando la lejía se mezcla con agua, se calienta y produce vapores tóxicos durante aproximadamente 30-60 segundos. Si te encuentras cerca en este momento, y sin la protección adecuada, puedes sentir una sensación de ahogo en la garganta.

Siempre que añadas la lejía al agua debes removerla de inmediato. Si la dejas reposar en la parte inferior, podría calentarse y causar una explosión. Después de que la lejía haya reaccionado con los aceites en el jabón, sus propiedades tóxicas desaparecen.

Al hacer jabón, no uses ningún equipo que utilices para cocinar. Los cuencos de acero inoxidable y vidrio son buenas opciones para mezclar los ingredientes de nuestro jabón. Evita el cobre y el aluminio, ya que reaccionarán con la lejía y sobre todo no uses plástico, ya que se puede derretir.

Ingredientes que necesitarás:

 

  • ⅔ taza de aceite de coco
  • ⅔ taza de aceite de oliva
  • ⅔ taza de aceite de almendras, girasol o aceite de cártamo
  • ¼ de taza de lejía
  • ¾ taza de agua fría
  • Papel film
  • Algunos recipientes

 

Pasos para hacer tu propio jabón

 

1. Prepara tu área de trabajo

 

Asegúrate de que tu área de trabajo está cubierta con papel de periódico antes de comenzar y usa guantes y otras prendas de protección.

 

2. Vierte la lejía en el agua

 

Mide el agua y viértela en el recipiente, ten una cuchara a mano y mide la lejía, luego vierte lentamente la lejía en el agua y remueve la mezcla. Asegúrate de retroceder para evitar los humos.

 

3. Mezcle y caliente los aceites

 

En otro recipiente añade los tres aceites juntos. Luego, calienta la mezcla en el microondas durante 1 minuto. Verifica la temperatura de los aceites: deben estar aproximadamente a 120°. Espere a que la lejía y los aceites se enfríen entre 95 ° y 105 °, esto es muy importante para la fabricación de nuestro jabón. Si la temperatura es demasiado baja, la lejía y los aceites se unirán demasiado rápido y terminarán ásperos y desmenuzables.

 

4. Mezcla los aceites y la lejía

 

Una vez que la lejía y los aceites estén a la temperatura correcta, puedes verter los aceites en un recipiente para mezclar y luego agregar lentamente la lejía y revolver a mano durante 5 minutos hasta que esté todo mezclado.

 

5. Añade las hierbas y aceites esenciales

 

Después de 5 minutos, puede cambiar a una licuadora de mano. La mezcla se aclarará en color y se espesará. Una vez que se vea espeso, puedes añadir las hierbas y los aceites esenciales y revolverlo todo.

 

6. Vierte la mezcla en un molde

 

Vierte la mezcla en los moldes y cúbrelos con papel film. Coloca los moldes en una toalla vieja y envuélvelos para mantener el calor de los jaboncitos en el interior.

 

7. Deja reposar durante 24 horas

 

Revisa tu jabón después de 24 horas. Si todavía está caliente o muy blando, déjalo reposar durante otras 12-24 horas. Una vez que esté frío y firme, colócalo en una rejilla para hornear. Permite que el jabón se cure por 4 semanas más o menos.

 

8. Y guárdalo hasta que llegue el gran día

 

Cuando el jabón esté completamente curado, guárdalo en un recipiente hermético… ¡hasta que lo saques para usarlo cuando lleguen tus visitas!

Leave a Reply

*