Blog Dúchate

Consejos para crear un baño amigable para las mascotas

 

Para la mayoría de los dueños de mascotas, tener una mascota es como añadir otra persona a su familia. Entre las responsabilidades de cuidar a una mascota, un perro o gato necesita alguien para alimentarlo, pasear y limpiarlo de vez en cuando. Es exactamente por eso que muchas familias con mascotas se plantean cómo bañar a sus mascotas en sus propios baños, así como en formas de hacer que el baño sea más seguro para sus mascotas.

Así que en términos de diseño del hogar, ¿qué elementos del baño podrían adaptarse o modificarse para hacer para un baño que sea más amigable para las mascotas? Para ayudar a responder estas preguntas, hoy en Dúchate te ofrecemos cinco consejos muy útiles.

 

Una ducha de concepto abierto

 

Si no te importa hacer una pequeña remodelación en el baño, esta es una idea que puede convertir tu baño en un espacio mucho más amigable para tu mascota (obviamente, hablamos de la hora del baño).

Una ducha de concepto abierto no tiene paredes, lo que significa que no deberás levantar a tu mascota para colocarla en la bañera ni correr riesgos innecesarios al salir y entrar de ella tú mismo cada vez que vayas a ducharte.

 

Suelos de ducha antideslizantes

 

Para que sea menos probable que tu mascota (o tú mismo) sufra un resbalón, un suelo antideslizante con un revestimiento especial o material texturizado es ideal. Esto protege contra caídas y lesiones en el baño, y si convives con alguna persona que sufra problemas de movilidad, instalarlo es sin duda la mejor decisión que puedes tomar.

 

Un cabezal de ducha desmontable

 

Una actualización fácil que puedes hacer en cualquier momento es reemplazar tu cabezal de ducha tradicional por un modelo desmontable que te permita mover el cabezal de su soporte cuando vayas a bañar a tu mascota, sin tener que estar constantemente intentando que se de la vuelta y se mueva en todas direcciones para que el chorro del agua apunte a donde necesitas.

 

Una tapa de inodoro cerrada

 

Además de hacer que la ducha sea más adecuada para la limpieza de mascotas, también puedes mejorar tu baño minimizando los peligros para tus amigos peludos. Mantén la tapa del inodoro cerrada, especialmente si tiene productos químicos tales como limpiadores automáticos en el interior. Esto protege a tu mascota del envenenamiento y de un posible ahogamiento.

 

Armarios bloqueados

 

Así como los padres cierran los armarios de los niños pequeños, es una buena idea cerrar tus armarios de baño si tienes mascotas en casa. Las cerraduras de seguridad evitarán que tu cachorro se coma productos químicos, productos de limpieza, artículos de belleza o medicinas inesperadamente y termine lastimándose a sí mismo o a tu casa.

Las mascotas producen tanto placer y alegría en una familia… especialmente cuando son cuidadas y amadas adecuadamente. Por lo tanto, para mejorar la forma en que cuidas a tus amigos peludos, sigue los consejos anteriores y crea un baño amigable para mascotas.

 

Leave a Reply

*