Blog Dúchate

Alternativas al blanco liso en las paredes de tu baño

Los azulejos lisos blancos son tan frecuentes en las paredes de un baño que una de las primeras ideas que te vienen  a la cabeza cuando quieres dar un cambio de imagen  es prescindir de ellos. Ahora bien, si la idea de llenar tu baño de colorines no te convence y no sabes muy bien qué puedes hacer, debes saber que hay alternativas intermedias, algunas muy interesantes y creativas.

Aquí te ofrecemos cuatro propuestas para las paredes de tu baño que se salen de lo tradicional y que te permiten crear un ambiente tan relajante como el que ofrece el blanco, pero mucho más original.

Decoraciones en relieve

 

La cerámica con relieve es una tendencia muy actual en los baños, ya que puede imitar otro tipo de materiales como la madera o la piedra natural. La sensación de detalle que ofrece aporta una gran viveza y personalidad.

 

Azulejos con textura

 

Los azulejos con textura también tienen la pretensión de imitar otros materiales, pero en este caso no se trata de madera o piedra sino de  tejidos o papeles pintados, lo que da la oportunidad de ser creativo a la hora de elegir azulejos con determinados dibujos.

 

Crear gradaciones de color con azulejos

 

Lo bueno de las gradaciones es que mantienen un equilibrio entre tonos claros y oscuros, con lo que puedes usar tonos oscuros sin que la sensación final sea opresiva.

El abanico de colores  a emplear es prácticamente inacabable, ya que al evolucionar la gradación al blanco, el azulejo se percibe más como una nota de color: verdes, marrones, granates…colores que tal vez serían demasiado arriesgados para un baño, pueden utilizarse con un gran resultado si se emplean gradaciones.

 

Paredes de Piedra vista

 

Una forma fantástica de romper con ese aire aséptico que el blanco otorga a muchos baños es crear un ambiente rústico, que le da mayor calidez. Empleando paredes de piedra vista, ya sea con un mosaico de distintos tipos de mármol, como bloques de granito o de piedra natural, conseguirás que la atmósfera de tu baño resulte mucho más acogedora.

Además, la piedra combina extraordinariamente bien con el metal, de manera que si tienes elementos metálicos en tu baño, es una opción a considerar seriamente.

Como ves, hay vida más allá del blanco, y puedes darle a tu baño una apariencia muy personal acudiendo a cualquiera de estas soluciones.

Leave a Reply

*