Blog Dúchate

Baños en colores oscuros

Si eres de los que les gusta ir contracorriente esta propuesta te entusiasmará. A la hora de decorar el baño casi todo el mundo maneja únicamente dos opciones: un baño en tonos neutros o claros que transmita tranquilidad y limpieza o un enfoque mucho más atrevido y creativo en el que los colores vibrantes tengan protagonismo.

Los baños en colores oscuros se salen de la norma y aportan elegancia y originalidad, ya que suponen un planteamiento mucho menos común. Veamos, por tanto, qué hay que considerar a la hora de decorar un baño en colores oscuros para que el resultado sea espectacular, original y equilibrado.

 

Elige el estilo adecuado

 

Hay algunos estilos que encajan mejor que otros a la hora de optar por un baño en tonos oscuros. En este sentido, el estilo industrial o el minimalista son los más adecuados si tu idea es la de decorar el baño de este modo, aunque ello no significa que no puedan emplearse otros. El estilo japonés, que busca transmitir un ambiente de calma y energías positivas, también puede ser una posibilidad a valorar.

 

Escoge la distribución de colores

 

Esta es posiblemente la cuestión más importante. Se puede optar por el gris oscuro o el negro para  los azulejos o el hormigón oscuro para las paredes, en cuyo caso el gris claro o el blanco deberán emplearse en pavimentos o techos, o bien aportar el toque oscuro en el mobiliario, dejando los azulejos claros por si en un futuro se quiere renovar el baño con un estilo más tradicional.

Lo importante es la creación de contrastes que eliminen la sensación de un ambiente monocromático y uniforme, ya que, si bien en tonos claros no supone un problema, no ofrece el mismo resultado con tonos oscuros.

 

Potencia la luz

 

La acumulación de elementos oscuros resta luz, por lo que se hace imprescindible contrarrestar este efecto con espejos y una iluminación artificial suficiente.

 

Materiales

 

La variedad en el uso de materiales ayuda a  crear un diseño moderno y actual. En el caso de los baños decorados en tonos oscuros, la piedra, la madera y el mármol son materiales que encajan muy bien con este planteamiento.

 

Busca siempre el equilibrio

 

Abusar de los colores oscuros puede crear una sensación claustrofóbica. Es necesario siempre buscar un equilibrio mediante el contraste con tonos claros y la utilización de diferentes materiales, para no crear un espacio demasiado monocorde.

 

Leave a Reply

*