Blog Dúchate

Consejos para la supervivencia cuando hay un baño compartido

 

Ya sea con hermanos, compañeros de cuarto o compañeros de piso, casi todo el mundo ha tenido la experiencia de compartir un baño en un momento u otro. Eso significa que es de conocimiento común que compartir un baño puede ser bastante frustrante.

Pero aunque compartir un baño con su familia o compañeros de habitación puede ser irritante, no tiene que ser así. No importa con cuántas personas compartas tu baño, aplicándote estos consejos seguramente compartir el baño sea una experiencia menos estresante.

 

Haz un horario

 

Aunque no siempre podemos controlar cuándo la naturaleza llama a nuestro cuerpo, establecer un horario para el baño puede reducir las discusiones y ayudar a garantizar que tu baño no se convierta en una zona de guerra. Trata de establecer una rutina por la mañana y antes de ir a la cama para que todos tengan un horario determinado para usar el baño y asegurarse de que todos se apeguen a él.

Esto también se aplica a la limpieza del baño: establecer un horario para que todos hagan su parte justa de la limpieza con regularidad ayudará a que el baño permanezca limpio para que nadie se quede atrapado haciendo todo el trabajo solo.

 

No monopolices el baño

 

Una de las mayores fuentes de fricción en un hogar ocurre cuando una persona pasa demasiado tiempo en el baño. Aunque no hay nada de malo en querer tomar un baño largo y relajante en la bañera de vez en cuando, asegúrate de que si lo haces, no monopolizas el baño en un momento en que otros lo necesiten.

 

Organízalo

 

Los mostradores y los cajones se pueden llenar con facilidad, especialmente cuando hay varias personas que usan el mismo baño. Todos tienen sus propias toallas, cepillos de dientes, champús favoritos… Por eso, mantener todo organizado es una gran parte de mantener la paz cuando se comparte un baño con varias personas.

Nadie quiere pasar el tiempo de su precioso baño hurgando entre cajones en busca de sus cortaúñas, después de todo. Añadir opciones de almacenamiento como ganchos, toalleros o estantes en la ducha puede ayudar a mantener todo organizado. Para artículos como cepillos de dientes y toallas que solo debería usar una persona, considera codificar todo por colores  para que nadie se confunda y use los artículos de otra persona.

Y por último, limpiar es cosa de todos

 

Es importante asegurarse de que todos entiendan que mantener el baño limpio es responsabilidad de todos (eso también se aplica a ti, obviamente). Tomarse un momento para limpiar el fregadero, el espejo, el asiento del inodoro o cualquier otra cosa que se use mientras está en el baño no solo ayudará a mantener el baño limpio por más tiempo, sino que es una cortesía necesaria para evitar conflictos.

 

Leave a Reply

*