Blog Dúchate

Decorar un baño con estilo vintage

 

Si buscas un estilo que imprima fuerte personalidad a tu baño, el estilo vintage puede ser la respuesta. No sólo hará que tu baño luzca diferente a todos, además, tendrás la sensación de trasladarte en el tiempo o estar viviendo en un pequeño palacete cuando lo utilices.

El encanto de lo antiguo es indudable, y para decorar un baño con estilo vintage no hace falta gastar demasiado, ya que incluso puedes reciclar algunos elementos. A continuación te damos algunas pautas para que tu baño resulte encantador.

 

Sanitarios de estilo retro

 

No hay baño vintage sin sanitarios retro. Dada la importancia que estos elementos tienen en el baño es necesario que escojas modelos de estilo clásico para no romper la magia de tu viaje en el tiempo.

Escoge un lavabo de porcelana blanca y por supuesto, olvídate de griferías monomando, ya que necesitarás una que no desentone.  Un modelo bimando acabado en bronce o resultará perfecto.

 

Un espejo de época

 

Un espejo de época puede encontrarse en algún bazar o mercadillo, pero sí quieres algo nuevo, escoge simplemente un espejos clásico con marco dorado. Procura que el espejo no sea demasiado grande, tanto por una cuestión práctica (espacio para colocarlo), como por que no absorba demasiado protagonismo.

 

La bañera, de patas

 

Las bañeras de patas son sin duda la guinda del pastel, el elemento que definitivamente convierte tu baño en un lugar con un encanto irresistible. El problema puede ser, en algunos casos, el espacio para acomodarlas, ya que al no estar integradas necesitan no sólo los metros precisos para su colocación, sino cierto espacio a su alrededor.

 

Suelo de madera

 

No cabe imaginar un baño vintage sin un suelo que muestre claramente el paso del tiempo. Por eso los suelos de tablones de madera resultan ideales. Si no tienes la opción de  poner uno de estos suelos, puedes valorar otras alternativas como los revestimientos de madera o los suelos cerámicos de imitación.

 

Papel pintado

 

El papel pintado, por sí solo, ya nos retrotrae a otra época. Por ello es una idea excelente utilizarlo en algunas zonas del baño, ya que resultan un complemento decorativo que potenciará ese aire antiguo que quieres imprimir a tu baño. Una solución económica y eficaz para conseguir un estilo vintage. También, si te preocupa la humedad, puedes colocar un vinílico que imite papel pintado.

 

Leave a Reply

*