Blog Dúchate

Cómo elegir el lavabo perfecto para tu baño

Los lavabos del baño vienen en una variedad de posibilidades, desde simples y funcionales cuencos hasta conjuntos completos con gabinetes integrados y encimeras. Por norma general suelen venir pretaladrados para adaptarse a varias configuraciones de grifos, aunque en ocasiones no están perforados para poder ser adecuadas a instalaciones de grifos personalizados.

 

Tipos de lavabos

 

Los lavabos de pedestal tienen un lavabo encaramado sobre un tallo largo o pedestal que descansa sobre el suelo. El pedestal oculta el suministro de agua y las tuberías de drenaje. Debido a que el cuenco en sí ofrece poco espacio para artículos, tales como jabones y equipos de afeitado, los fregaderos de pedestal compactos a menudo se integran con gabinetes y estantes.

Las consolas son cuencas de lavabo sostenidas por patas. El espacio entre las patas puede equiparse con estantes y barras para colgar toallas y paños de limpieza.

Los lavabos de pared son similares a los lavabos de pedestal, sin el pedestal. Están montados directamente en las superficies de las paredes y ofrecen un aspecto contemporáneo. Algunos tienen obenques decorativos que ocultan las tuberías de plomería. El espacio abierto debajo de un lavabo de pared es ideal para personas discapacitadas y de avanzada edad que deban moverse en sillas de ruedas.

Los lavabos integrados tienen bordes anchos y planos que están diseñados para ajustarse al ras con los materiales de la encimera para proporcionar una transición suave entre el fregadero y las superficies circundantes. Algunos están disponibles prefabricados y suelen estar hechos a base de materiales de superficie sólida.

Los lavabos con borde son un estilo de fregadero muy común que presenta un cuenco que cabe en un orificio recortado en la encimera. Su borde enrollado descansa sobre la superficie del mostrador y soporta el peso del fregadero.

Los lavabos bajo encimera se ajustan directamente debajo de los orificios de la repisa de la encimera y se sostienen con una especie de clips que sostienen el cuenco en su lugar. Eso significa que el borde interior expuesto del orificio del recorte está expuesto y debe estar terminado para que el acabado no quede horrible. Los fregaderos bajo encimera funcionan bien con encimeras de piedra y materiales de superficie sólida.

Y tú, ¿cuál prefieres?

 

Leave a Reply