Blog Dúchate

Cómo limpiar el suelo del baño

Siempre estamos buscando formas de hacer que el día de la limpieza transcurra con rapidez y de manera más eficiente, de modo que tengamos más tiempo con la familia y los amigos, y menos tiempo para limpiar. Es por ello que hoy vamos a darte algunos consejos para limpiar el suelo del baño. Para que puedas disfrutar más de lo que importa.

Afortunadamente, hay pequeños cambios que puedes realizar en su rutina de limpieza que aceleran todo el proceso sin sacrificar la calidad. Vamos con esos trucos que necesitas para limpiar el suelo de tu baño más rápido y mejor.

 

Comienza por barrer el suelo del baño

 

Una aspiradora no sirve de nada en un baño pequeño. Es en estos casos en los que una buena escoba funciona a las mil maravillas. Barre a lo largo de los bordes de la habitación y dirige la suciedad hacia el medio de la habitación. No te olvides de los rincones escondidos, sobre todo detrás de la base del inodoro, un lugar en el que se suele acumular mucha suciedad.

 

Olvídate del cubo de fregar

 

Mantén guardado tu cubo de fregar mientras te preparas para limpiar el suelo de tu baño. A continuación vamos a ofrecerte un consejo que seguro que no te han contado por ahí. Vas a convertir el fregadero en tu cubo de fregar improvisado.

Todo lo que necesitas hacer es cerrar el desagüe y llenar el fregadero con 7-8 litros de agua. Añade 1/4 de vinagre y 1 cucharada de jabón para lavar platos y mezcla hasta formar espuma. Sumerge un trapo en la mezcla, enjuágalo y listo.

Aunque creas que con la fregona sería más rápido, ten en cuenta que la limpieza no será tan eficiente como con el trapo y esa mezcla, así que tendrás que limpiar más a menudo. Por el contrario, gracias a este truco sobra con hacer esta limpieza del suelo de tu baño una vez por semana.

 

Y por último, seca el suelo

 

Secar el suelo con toallas es la mejor manera de asegurarse de que se queden brillantes. Pero, ¿por qué hacerlo más difícil de lo necesario? En lugar de agacharte de rodillas, pon una toalla grande en el suelo. Encuentra el equilibrio y pon un pie en la toalla para moverla por el suelo del baño, sección por sección. Los baños grandes pueden requerir dos toallas, dependiendo de lo húmedas que se pongan. Y además, así es más divertido.

Por último, asegúrate de comenzar en el otro extremo de tu baño para terminar de secar junto a la puerta. De esta manera no tendrás que caminar sobre tu suelo recién limpiado para salir.

 

Leave a Reply