Blog Dúchate

Los 5 errores principales en el diseño del baño

 

Diseñar tu nuevo baño puede ser un desafío. Hay una deslumbrante variedad de opciones que hace que decidir exactamente lo que quieres sea un verdadero dolor de cabeza. Es fácil empantanarse con la sobrecarga de información y la jerga confusa de la industria.

No tiene por qué ser así. Internet es una gran herramienta para realizar una investigación inicial y encontrar exactamente lo que deseas en tu baño. Tenemos muchos excelentes artículos de baño aquí en nuestro blog, aunque hay muchos otros sitios web de baños con información, guías de compra, consejos y sugerencias. Puedes echar un vistazo a Pinterest para inspirarte, por ejemplo.

Hoy, y aprovechando nuestros más de 35 años de experiencia en el sector, hemos elaborado una lista de 5 de los errores de diseño de baños más comunes.

 

Ante todo, seguridad

 

Lo primero es lo primero, incluso sin ningún error de instalación, el baño puede ser un lugar peligroso. Cuando hay una mezcla siempre presente de electricidad, agua, superficies resbaladizas y accesorios de vidrio, no es de extrañar que una gran proporción de los accidentes en el hogar ocurran en el baño.

Una toma de corriente mal instalada, un espejo mal montado o cualquier otro error en el baño puede convertirse rápidamente en un riesgo para la seguridad de ti y tu familia, por no mencionar que las reparaciones suelen ser bastante costosas.

A menos que seas un manitas con las labores de bricolaje, busca siempre la ayuda profesional de un instalador experto y experimentado que pueda ayudarte a reformar el baño. Puede que te cueste un poco más al principio, pero tenemos una larga lista de historias de terror en las que una instalación ‘barata’ ha terminado costando una pequeña fortuna para arreglarla.

La elección de la cotización de instalación más barata es casi seguro que terminará costándote más a largo plazo. Obtienes lo que pagas, así que no pierdas tiempo y dinero comprando un hermoso baño y realizando una instalación barata y deficiente.

 

El tamaño sí importa

 

Cuando planifiques el diseño de tu baño, asegúrate de saber exactamente con qué espacio debes trabajar. Si tu baño tiene un espacio de 8 metros cuadrados e instalas una bañera que ocupa 4 metros cuadrados, tu cuarto de baño se verá más pequeño aún de lo que realmente es.

Si el espacio es una ventaja, lo mejor es optar por un sanitario que ahorre espacio y mantenga tu cuarto de baño con estilo sin comprometer la comodidad o el espacio. Por otro lado, si tienes espacio de sobra para trabajar, enloquece, diviértete y sé creativo. Rediseñar un baño nuevo es una oportunidad que surge pocas veces en la vida, así que aprovecha al máximo la experiencia.

 

Prioriza en almacenamiento

 

Nunca se tiene demasiado almacenamiento en el baño. Apilar botellas de champú una encima de la otra puede parecer una actividad entretenida, pero a la larga resultará sin duda incómodo y antiestético.

Cuando planifiques tu diseño, aprovecha cada espacio libre en el que no sepas qué poner para colocar mobiliario en el que puedas almacenar lo que necesites, desde el secador de pelo hasta las toallas, los rollos de papel higiénico o las botellas de champú e incluso el lugar donde colgarás tu albornoz.

 

Piensa a largo plazo

 

Como dice el viejo refrán, “si no planificas, planeas fallar”. Diseñar tu baño no es una excepción a esta regla de la vida, dado que la duración promedio de un baño es de alrededor de 10 años. Seamos honestos, nadie puede predecir el futuro, pero probablemente tu contexto hoy no sea el mismo que dentro de 10 años, así que piensa en el futuro a la hora de diseñarlo.

 

Flujo de aire y ventilación pobre

 

Dos de los peores y más prevenibles problemas en un baño son el moho y los malos olores. En este sentido, se pueden tomar medidas para garantizar que los aromas personales y la humedad se puedan minimizar con eficacia.

En primer lugar, si tienes una ventana o, de hecho, varias ventanas, entonces házlo de la forma habitual. La ventilación del baño es crucial para el bienestar a largo plazo de esta estancia (y tu salud). Nada puede ser mejor para tu baño que una exposición diaria al aire libre. Si tienes la mala suerte de tener un baño que no incluya una ventana, deberás colocar un extractor para asegurarte de que el moho y los malos olores serán minimizados en la medida de lo posible.

 

Leave a Reply