Blog Dúchate

Guía para limpiar una bañera de porcelana

 

Cualquiera que tenga una bañera de porcelana te dirá que la peor parte de tener una es limpiarla. Tanto si la tuya se trata de una bañera vintage hecha de hierro fundido y recubierta con porcelana, como si es un modelo nuevo fabricado a medida y con las últimas prestaciones, requieren un mantenimiento regular para que luzcan bien. Cuando encuentras una vieja, no es raro que tenga marcas sucias y arañazos después de años de uso. Cuando compras una nueva, no pasará mucho tiempo antes de que veas estos signos.

 

¿Qué materiales se deben evitar y cuáles son los mejores para limpiar la bañera?

 

Si eres el tipo de persona que adora el encanto vintage, probablemente te gusten las bañeras de porcelana. Hechas a base de hierro fundido y cubiertas con esmalte de porcelana, son hermosas y lujosas. Además, están diseñadas para ser duraderos. Sin embargo, con el tiempo y el uso tienden a astillarse, agrietarse y mancharse. De hecho, si usas los productos incorrectos en la bañera, puede terminar dañándola aún más rápido. Esta es la razón por la que es tan importante comprender los materiales y métodos adecuados para la limpieza de bañeras de porcelana.

Los limpiadores abrasivos pueden perforar o rayar la superficie de tu bañera, convirtiendo lo que era en principio una sencilla tarea de limpieza en una reparación en toda regla. Evita también utilizar vinagre blanco y estropajos de acero, por razones similares.

 

Cómo limpiar profundamente la bañera

 

Llena un cubo o un barreño con agua tibia y agrega amoníaco y bicarbonato de sodio. Empapa un trapo o una esponja en la mezcla y úsalo para fregar la bañera, centrándote especialmente en las zonas manchadas. Sigue mojando la esponja, restregando y repitiendo hasta que la bañera esté limpia. Luego, enjuaga todo bien con agua tibia y use un trapo limpio para secar la bañera.

 

Qué hacer con las manchas difíciles

 

Si tienes manchas difíciles de quitar en la bañera, cúbrelas con sal y exprime el jugo de medio limón en la parte superior. Usa un paño limpio o una esponja para frotar la mezcla de sal en la mancha y quítala. Si esto no funciona, deja la mezcla de sal sobre la mancha durante aproximadamente una hora y vuelve a intentarlo con un poco más de jugo de limón.

 

Leave a Reply

*