Blog Dúchate

Como limpiar las juntas de los baños

 

El cuarto de baño es una de las estancias de la casa más difíciles de mantener impecables y después de intentar decorarlo a la perfección resulta muy molesto ver que a la mínima se ensucia. El paso del tiempo, la acumulación de polvo, la humedad… son solo algunos de los factores que más influyen en la acumulación de suciedad en esta estancia.

Una de las zonas más difíciles de limpiar son las juntas tanto de las paredes como del suelo ya que con el paso del tiempo suelen ponerse con un tono feo, oscuro y comienza la acumulación de polvo o incluso moho.

Existen soluciones fáciles y rápidas para volverlas a dejar impecables de nuevo sin que esto te lleve demasiado tiempo. Así, en cualquier supermercado o comercio puedes encontrar varios productos que te ayudarán ya que están confeccionados principalmente para eliminar esta suciedad. No obstante, también existen varios remedios caseros que también limpian las juntas de los baños y con productos que, además, es muy posible que tengas en casa.

El agua oxigenada es uno de los principales productos que puede servir para limpiar el moho de estos espacios. Debes de esparcir este producto por las zonas donde hay moho y dejar que actúe unos minutos. Una vez pasado un tiempo deben notarse los resultados y haberse eliminado en gran parte.

El bicarbonato de sodio es otro de los productos útiles. Las propiedades de este producto quitan la mugre de los azulejos y neutralizan la acción de las bacterias. Primero hay que humedecerlo un poco para que se quede una especie de pasta, después con la ayuda de un cepillo de dientes lo vamos frotando por las juntas y dejamos que actúe durante unos 30 minutos, y más tarde con un paño retiramos los restos.

Si con estos remedios te hemos ayudado, el siguiente es aún más utilizado, se trata de la lejía. Tan solo debes mezclarla con un poco de agua y rociarla por todas las juntas del baño, de forma casi inmediata notarás como la suciedad desaparece casi al 100%. Eso sí, este productos puede llegar a ser muy invasivo por lo que no se recomienda abusar de él, ya que puede acabar estropeando los azulejos de tu baño.

El vinagre de vino blanco es otro producto útil y conocido como un multiusos total, no solo para cocinar sino para limpiar distintas zonas de la casa. Sus propiedades antifúngicas, antibacterianas y blanqueadoras remueven el moho de las paredes y las ranuras de los azulejos. Para eliminar la suciedad de las juntas de los baños habrá que combinar el vinagre con agua tibia y colocarlo todo en una botella con spray. Después, hay que rociarlo por las juntas y dejar que actúe unos 10 minutos y una vez pasados, frotarlo con una esponja o cepillo. Finalmente, habría que enjuagar con agua tibia y secarlo con un paño.

 

Con estos consejos no habrá más excusas para no tener un cuarto de baño impecable, ¿listo/a para dejar tu baño como nuevo?

 

Leave a Reply