Blog Dúchate

Cómo limpiar tus mamparas de ducha

La limpieza de las mamparas de ducha es muy importante. Cada día utilizas este elemento del cuarto de baño y con un uso habitual acumula suciedad fácilmente. Lo que más ensucia son los residuos, la cal, los químicos y la humedad. Por ello, es importante que la mantengas en unas condiciones óptimas. A continuación podrás ver varias formas eficaces de mantenerlas limpias.

Crea líquidos de limpieza con elementos de uso cotidiano

Tienes dos formas de eliminar la suciedad del plato de ducha, que se basan en que esté hecho de piedra o de cualquier otro material como el plástico. Si el plato está hecho de piedra lo que debes hacer es mezclar jabón con bicarbonato, recurso que también sirve para el cristal de la mampara. Por otro lado, si el plato está hecho de otro material la solución es la siguiente: mezcla vinagre y detergente para vajillas. El vinagre puede dañar la piedra, por eso no te recomendamos utilizarlo en el primer caso.

Otra forma de limpieza casera es la usar el bicarbonato. Corta un limón por la mitad e imprégnalo con el bicarbonato de sodio. Si frotas el limón en la mampara de cristal se eliminan las marcas y ayuda a evitar que estas aparezcan con tanta facilidad en otras ocasiones. El toque final es mojar el cristal con el líquido del limón. De esta forma es imposible que el agua deje marcas.

Lo fácil también sirve

En algunas ocasiones, lo más simple es lo más eficiente. Algunos expertos recomiendan que se realice la limpieza de la mampara al mismo tiempo que terminas tu ducha, porque el agua caliente elimina la suciedad. Si al mismo tiempo que esto ocurre, tú frotas con una esponja o un trapo, el cristal queda limpio. De esta forma evitas utilizar productos químicos y ahorras dinero. Sí, la limpieza también puede ayudar a ahorrar.

Por eso, nuestro último consejo es que realices la limpieza de la mampara de ducha después de cada uso. No te llevará más de 5 minutos limpiar el cristal, la piedra y repasar las juntas y los metales con un cepillo de dientes y secarlo todo. Con un hábito diario de limpieza se puede mantener todo en perfectas condiciones. Conseguirás que se estropee con menos frecuencia y de durará más tiempo.

Leave a Reply

*