Blog Dúchate

¿Deberías reemplazar las válvulas de tu ducha o bañera?

 

Si estás remodelando tu cuarto de baño, probablemente hayas invertido mucho tiempo y esfuerzo para asegurarte de que tu baño actualizado sea perfecto en todos los sentidos. Sin embargo, y aunque la apariencia estética de un baño es lo que determina que te sientas cómodo cuando estás en él, es esencial comprobar que todos sus elementos funcionan correctamente.

Lo peor que podría pasarte al terminar tu reforma es descubrir que la cadena del inodoro no funciona correctamente, que las luces del espejo no se encienden o, como en el caso que hoy nos ocupa, que las válvulas de tu ducha o bañera no hacen su trabajo como deberían.

Se necesita más que unos azulejos de mármol para garantizar una experiencia de ducha perfecta. Si tu ducha no funciona perfectamente entre bastidores (es decir, fontanería), ninguna combinación de colores o baldosas de lujo harán que este error pase inadvertido.

Por eso, nunca olvides comprobar que todo funciona correctamente al remodelar tu baño. Tanto si has decidido contratar tu reforma con Dúchate como si se trata de otra empresa, haz un repaso general de todas las funcionalidades de tu baño antes de que los operarios recojan y se marchen.

Así en caso de que descubras que hay alguna cosa más que arreglar, podrás terminar tu reforma lo antes posible. En este caso que nos ocupa, si te das cuenta de que las válvulas de tu  ducha o bañera no funcionan correctamente y no pones solución, cada vez que uses tu bañera o tu ducha te darás cuenta de que la experiencia podría ser más agradable de lo que es.

 

Por qué deberías revisar las válvulas de tu ducha o bañera

 

La reforma de un baño es un momento ideal para echar un vistazo a las válvulas de la ducha y la bañera. Las válvulas típicamente estarán en el área donde se encuentran las perillas que encienden el agua, en la pared de la ducha.

El primer problema a tener en cuenta es si hay fugas en la válvula cuando enciendes el agua. Si hay goteos, esa es una buena indicación de que debes reemplazar la válvula. Porque no solo desperdicia agua, sino que el agua que se filtra detrás de la pared puede causar putrefacción y crecimiento de moho y hongos.

Un tiempo de reacción lento cuando se cambia la temperatura del agua es otra señal de advertencia que debe tenerse en cuenta al considerar si reemplazar las válvulas de la ducha o no. Si un cambio repentino en la presión del agua en otra parte de la casa (como cuando se tira de la cadena del inodoro o se inicia un ciclo de la lavadora) provoca un cambio drástico en la temperatura del agua en la ducha, es posible que la válvula no funcione correctamente.

 

Opciones para una nueva válvula de ducha

 

Si has decidido que es hora de cambiar las válvulas de la ducha o la bañera, dos son las opciones principales que tienes: válvulas de equilibrio de presión y termostáticas. Las válvulas de equilibrio de presión son el tipo más común de válvulas de ducha. Trabajan para mantener una temperatura constante en la ducha al equilibrar la proporción de agua caliente con agua fría.

Las válvulas termostáticas son menos comunes. Sin embargo, ofrecen un mayor grado de control sobre la temperatura de la ducha. Estas válvulas le permiten configurar la temperatura del agua sin tener que equilibrar manualmente el agua fría y caliente. Esto puede garantizar que el agua nunca se caliente o enfríe demasiado.

Una reforma del baño es una oportunidad para crear el oasis que siempre has deseado. Ahora es el momento de pensar en válvulas nuevas para tu bañera o ducha, ¡así que no dejes que la oportunidad se te escape!

 

Leave a Reply