Blog Dúchate

Cómo quitar la silicona del baño como un profesional

 

Con el tiempo, la silicona del baño puede acumular suciedad muy difícil de eliminar que resulta horriblemente antiestética. Pero por desgracia, quitar la silicona del baño no es tan fácil como parece. Si te equivocas puedes terminar arañando o dañando tu mampara, tu lavabo, tu bañera o tus azulejos (y lo que pretendemos es arreglar el baño, no dejarlo peor).

Así que hoy en Dúchate vamos a enseñaros a quitar la silicona del baño como todo un profesional.

 

Quitar la silicona del baño con un cuchillo

 

Aunque quitar la silicona del baño con un cuchillo no es lo más recomendable, porque puedes cortar o arañar la superficie de tu bañera, lavabo o mampara, podemos afirmar que si se hace con cuidado es bastante efectivo.

Debes cortar a lo largo de la longitud de la silicona, agarrar un borde suelto y tirar de él para que la silicona salga en tiras largas y fáciles. Si tienes suerte, quedarán muy pocas partes sobrantes cuando la retires.

 

Usando un gel especial para eliminar silicona

 

Si no quieres arriesgarte a poder dañar el mobiliario de tu baño, comprar un gel de eliminación de silicona es una opción menos barata pero mucho más efectiva y segura.

Sólo tienes que colocar el tubo de gel en una pistola de masilla, cortar un poco del extremo y exprimir el gel en la silicona. Déjalo actuar durante al menos 12 horas y verás como la silicona sale fácilmente sin dejar sobras pegadas a la superficie.

 

Cómo aplicar una nueva capa de silicona

 

Ahora que has terminado de quitar la silicona del baño que estaba sucia y quedaba tan fea, es el momento de volver a sellar la bañera, mampara, ducha o lavabo. Antes de nada, si usaste gel para quitar la silicona anterior frota la superficie con alcohol blanco para eliminar el gel (o también actuará sobre la nueva capa de silicona y puede ser un desastre).

Inserta el tubo de silicona en la pistola de masilla y corta la punta. Exprime la silicona poco a poco, limpiando el exceso sobre la marcha. Luego en un barreño o un cubo, mezcla detergente líquido y agua a partes iguales. Mete el dedo en la mezcla y alisa la silicona con él para crear un acabado liso y cóncavo que quedará precioso. ¿A que no era tan difícil?

 

Leave a Reply