Blog Dúchate

Cómo conseguir el baño ideal para un discapacitado

Cuando visitamos centros comerciales y negocios de hostelería estamos acostumbrados a encontrarnos con, al menos, un cuarto de baño pensado para minusválidos o personas con movilidad reducida.

Sin embargo, pocas personas tenemos claro cómo adaptaríamos un cuarto de baño en caso de tener en casa a una persona muy mayor o con problemas de movilidad.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de acondicionar un cuarto de baño para una o más personas con movilidad reducida?

En primer lugar, existe una serie de normas generales que debemos tomar en cuenta: debe ser un baño espacioso (una silla de ruedas debería poder maniobrar bien en él) y, por lo tanto, contar con una superficie de 1500 mm x 1500 mm y el espacio libre entre elementos sanitarios (como es el caso del inodoro y el lavabo) tienen que estar como mínimo a 900 mm de distancia.

Puertas correderas

Es importante que la puerta del cuarto de baño sea corredera o, en su defecto, que al menos pueda abrirse hacia fuera. Estos factores tienen su razón de ser en situaciones parecidas a ésta: si a la persona en cuestión le ocurre algo dentro del cuarto de baño, cualquiera podremos abrir la puerta sin que ésta quede bloqueada por el cuerpo de quien está dentro del baño.

Suelos antideslizantes

En realidad todos los cuartos de baño deberían tener suelos constituidos con materiales antideslizantes, tengamos más o menos movilidad. Tengamos en cuenta que, al final, el peligro es prácticamente el mismo para todos si corremos el riesgo de resbalarnos al salir de la ducha.

Barras de apoyo

Las barras de apoyo junto a los distintos elementos sanitarios son fundamentales. Y si nos encontráramos con alicatados o paredes débiles, deberíamos reformar estos antes de colocar barras de apoyo o pasamanos. Éstas, al igual que el suelo, deben ser antideslizantes.

En cuanto a la posición de estas barras de apoyo, tendremos en cuenta que:

  • Se colocarán de manera horizontal hasta una altura de 85 centímetros del suelo,
  • Y de manera vertical hasta una altura de 140 cm.

Mejor una ducha, que una bañera

La ducha siempre va a ser más segura que la bañera, especialmente a la hora de entrar y salir de ella. Es más, suele ser bastante útil no solo en caso de personas con  minusvalía, sino también en el caso de personas de edad avanzada.

Algunas especificaciones al respecto serían:

  • No existirá un plato de ducha como tal, por lo que ésta quedará al ras del suelo. De esta manera, una persona con silla de ruedas podrá moverse sin obstáculos. El agua no tiene por qué esparcirse por el resto del baño si utilizamos los desniveles y las pendientes adecuados hacia el desagüe.
  • La ducha incorporará una silla o asiento donde la persona de movilidad reducida pueda sentarse mientras se duchan (o, generalmente, le duchan). El asiento debe ser fijo y abatible, o movible.

Altura de los accesorios del baño / perchas / estanterías / toalleros, etc

La altura de elementos y accesorios de un baño para personas con minusvalía es muy importante a la hora de determinar si éste es usable y, al mismo tiempo, útil, para este tipo de personas:

  • Altura del espejo: éste se instalará a una altura de 100 cm desde el suelo y siempre con un ángulo de inclinación de 10 grados con respecto a la pared vertical.
  • Altura del Inodoro: el WC debe estar a una altura de 50 cm en relación al suelo. Es importante destacar que los asientos de los inodoros deben estar correctamente sujetos y en condiciones favorables.
  • Altura del lavabo: debe estar a 80 cm del suelo. Recordemos que el lavabo debe estar suspendido, para que personas con silla de ruedas puedan acceder a él de manera fácil y sin detenciones.
  • Otros accesorios (perchas, estanterías, toalleros): este tipo de accesorios deben estar a una distancia del suelo de 40 cm como mínimo, y 1,35 m como máximo.

Tipo de grifería

Es importante que la grifería que instalemos sea a presión, de tipo palanca u otro, siempre y cuando su apertura no implique giros de muñeca. Recordemos que, de lo que se trata, es de minimizar al máximo la necesidad de movilidad de estos elementos para facilitarles la vida a estas personas con movilidad reducida.

Leave a Reply

*