Blog Dúchate

Algunos consejos de seguridad para el cuarto de baño

 

Mientras que el cuarto de baño puede ser la habitación favorita de algunas personas en la casa, también es una de las habitaciones más peligrosas de la casa para los adultos mayores. Pero con un poco de esfuerzo y algunos consejos de seguridad, puedes hacer que el baño sea un lugar seguro y relajante para todos los miembros del hogar.

Los adultos mayores corren mayor riesgo de sufrir lesiones porque algunos medicamentos que toman pueden causar mareos o hipotensión y tienen una movilidad más limitada. También, muchas de las superficies en el cuarto de baño (metal, azulejo y porcelana) pueden ser resbaladizas cuando están mojadas. Dado que los ancianos se quedan más tiempo en casa a medida que envejecen, la seguridad del baño y la prevención de caídas en esa habitación particular de la casa debe ser una preocupación para todos.

 

Indicaciones de seguridad en el baño para personas mayores

 

Asegúrate de que la temperatura del agua esté a 40 grados o menos. Los adultos mayores pueden no notar que el agua está demasiado caliente. Su capacidad de sentir calor puede disminuir debido a ciertas condiciones médicas, medicamentos o daños neurológicos. Los adultos mayores también tienen la piel más delgada, y si el agua del baño está demasiado caliente puede causar quemaduras profundas incluso con una breve exposición.

Es imprescindible contar con una iluminación adecuada por la noche. Muchas personas mayores de cincuenta años son conscientes de que dormir por la noche es cosa del pasado. Levantarse para ir al baño durante la noche es muy común para los adultos mayores. Tener una luz encendida puede ayudarles a orientarse mientras intentan llegar al aseo.

Añade dispositivos y equipamiento de seguridad para el baño. Un baño seguro para los ancianos a veces requiere un poco de reforma, pero es esencial. Considera la posibilidad de quitar la bañera por una nueva cabina de ducha. Añade barras de agarre junto al inodoro y en la ducha. Si la bañera no se puede quitar, instala al menos un asiento que evitará caídas en adultos mayores que carecen de fuerza muscular.

Asegura el acceso al baño en caso de necesidad. Las cerraduras de las puertas son una preocupación adicional cuando se trata de la seguridad del baño para las personas mayores. Si alguien necesita ayuda o una caída se produce, esta persona puede no ser capaz de desbloquear la puerta desde el interior. Las cerraduras en ambos lados de la puerta pueden proporcionar intimidad a la vez que permite a cualquier familiar o a la persona que esté a su cuidado acceder al cuarto de baño en caso de emergencia.

Es responsabilidad de todos considerar la seguridad del baño y hacer que tu baño sea seguro para los ancianos. Los adultos mayores necesitan tu ayuda para sobrevivir al día a día y evitar lesiones en prácticamente todas las habitaciones de tu hogar, pero especialmente en el baño.

 

Leave a Reply

*