Blog Dúchate

Seguridad infantil en el baño

El cuarto de baño es uno de los lugares de nuestro hogar en el que debemos tener más precaución, sobre todo con los niños, ya que si no tenemos cuidado y extremamos la vigilancia, podrían ocurrir accidente no deseados.

Medidas a tener en cuenta

El momento del baño debe ser siempre supervisado por los padres y no debemos dejarlos nunca solos en la bañera.  Además es recomendable colocar algún tipo de sistema antideslizante para evitar resbalones.

En algunos casos podemos incluso colocar una barra de sujeción que les ayudará a tener un poco más de autonomía y por otra parte nos garantiza más seguridad.

La temperatura del agua es también importante, debemos controlar que no esté demasiado caliente ni tampoco demasiado fría. La temperatura ideal del agua no debe superar los 35 grados.

En el caso de los bebés no debemos bañarlos directamente en la bañera, debemos usar algún tipo de apoyo como una hamaca o similar.

En cuanto a los utensilios de baño, tijeras, maquinillas de afeitar, cosmética o medicamentos, deben estar siempre fuera del alcance de los niños.

Ir con especial cuidado con los aparatos eléctricos como el secador.

Si nuestro baño cuenta con pestillo debemos colocarlo estratégicamente a una altura a la que el niño no llegue, para evitar que se pueda encerrar.

La tapa del WC tiene que permanecer siempre cerrada para evitar que los niños puedan meter la mano dentro. Existen en el mercado unos seguros que la mantienen cerrada y evitarán además que se puedan pillar los dedos intentando abrirla.

Por último es muy importante mantener siempre el suelo del baño bien seco, para evitar posibles caídas y resbalones.