Blog Dúchate

¿Baño pequeño? Saca partido al espacio

La utilización inteligente del espacio cobra especial importancia en el baño, donde hay una serie de elementos que no pueden obviarse. ¿Qué hacer entonces cuando se dispone de una alarmante escasez de metros cuadrados? Aquí te damos algunas soluciones para aprovechar al máximo el espacio y par que visualmente tu baño parezca más grande de lo que realmente es.

 

Coloca adosados los sanitarios

 

 

Un inodoro y un mini lavabo con mueble pueden colocarse uno junto a otro y ocupar poco más de un metro de anchura. No afecta al uso que haces de cada uno de los elementos y dejas más espacio libre para ubicar la ducha y los armarios.

 

Aprovecha espacios poco usuales

La zona del inodoro suele quedar libre, pero puede aprovecharse colocando en la pared, a cierta altura, una serie de lejas o estanterías en las que colocar objetos como toallas, rollos de papel higiénico, etc.

 

Plantéate hacer una ducha de obra

 

Con objeto de aprovechar hasta el último centímetro, piensa en la posibilidad de renunciar a una mampara y hacer una ducha de obra. Dado que el suelo estará en todo el baño al mismo nivel, se crea la sensación de un espacio más amplio

 

Pon un lavamanos en la esquina

 

¿Tienes una esquina pequeña en el baño que no encuentras la manera de aprovechar? Un lavamanos angulat es la solución. De este modo, además, liberas espacio en otras zonas de la estancia

 

Utiliza elementos transparentes

 

Una puerta corredera de la ducha, o una mesa de metacrilato son ejemplos de elementos que mejoran la sensación visual de amplitud. Cumplen con su función, pero no se ven.

 

Juega con la percepción visual

 

La sensación opresiva de un espacio pequeño puede minimizarse engañando a los sentidos. En primer lugar, olvida los colores oscuros. El blanco debería ser protagonista en un baño de reducidas dimensiones, porque proporciona una mayor sensación de amplitud.

La luz causa el mismo efecto, con lo que, si puedes, genera un pequeño tragaluz que permita la entrada de luz natural desde el exterior u otra estancia bien iluminada. Y por último, un clásico: los espejos. Pon un espejo en una zona de la pared a la que no le des uso, y parecerá que tu baño es más grande de lo que es en realidad.

Leave a Reply

*